Serveis Funeraris Integrals inaugura el Jardín del Reposo, un nuevo espacio para depositar las cenizas de los seres queridos

El 31% de los servicios funerarios en la provincia de Barcelona son incineraciones

 

Barcelona, 31 de octubre de 2007.- Serveis Funeraris Integrals (SFI), empresa líder en el área metropolitana de Barcelona en la gestión de tanatorios, servicios funerarios y cementerios, inaugura con motivo de la próxima festividad de Todos los Santos un nuevo servicio para depositar las cenizas de los seres queridos.

 

El Jardín del Reposo es una novedosa alternativa para poder depositar las cenizas de la persona fallecida tras su incineración. Según estudios psicológicos realizados, las familias que tras la cremación de un familiar esparcen sus cenizas en el mar o en un espacio abierto, sufren un periodo más largo de duelo ya que la sensación de vacío y de no reencuentro con la persona querida es mucho más compleja. Iniciativas como el Jardín del Reposo permiten tener un lugar físico al que acudir en momentos de búsqueda de la persona fallecida.

 

Las incineraciones aumentan un 5%

Según datos facilitados por SFI, desde el año 2000 se ha apreciado un aumento del 5% en el número de cremaciones, que actualmente ya supone un 31% del total de servicios en la provincia de Barcelona – a nivel nacional, la cifra se encuentra alrededor del 21%, aunque en grandes ciudades como Sevilla o Cádiz supera el 50%-.

No obstante, el 70% de los servicios todavía optan por los métodos más tradicionales de inhumación en sepulturas, como nichos, tumbas y panteones, si bien cada vez más existe una conciencia medioambiental en el momento de escoger un féretro de madera o una urna. El 15% de las familias españolas ya escogen elementos biodegradables y 100% respetuosos con el medioambiente.

Por otro lado, el número de repatriaciones realizadas en el último año ha aumentado, siendo Marruecos, Rumania y Ecuador los países donde se han realizado más servicios. SFI también ofrece el servicio funerario de beneficencia para personas sin recursos económicos, lo que supone aproximadamente un 1% de los servicios prestados en el último año.

 

El Jardín del Reposo y el Bosque de la Calma, novedosas alternativas para los difuntos

El Jardín del Reposo es un nuevo espacio ecológico de estilo zen diseñado para esparcir directamente las cenizas sobre un camino de piedras de río que tras la puesta en funcionamiento de unos aspersores se diluyen en un pequeño estanque. En las paredes del Jardín se puede gravar el nombre de la persona fallecida a modo de “memorial”.

En el mismo espacio, se encuentra también la Fuente del Reposo que permite otra alternativa para depositar la urna –biodegradable- con las cenizas de la persona difunta en un monolito de pizarra. Tras la puesta en marcha de un mecanismo de agua caliente a 40º, la urna se deshace en unos 10 minutos y las cenizas se diluyen en el estanque que rodea el conjunto.

El Jardín de Reposo se encuentra en el marco del Parc de Roques Blanques, un cementerio-parque situado en plena naturaleza, a sólo 15 minutos de Barcelona -entre los municipios de El Papiol y Sant Cugat del Vallès-, que SFI gestiona desde 1990.

En este cementerio también se halla el Bosque de la Calma, una zona tranquila donde es posible enterrar la urna biodegradable y plantar un árbol joven a su lado. Desde que hace nueve meses se puso en marcha este proyecto, único en España, el Bosque de la Calma cuenta ya con 83 ejemplares plantados. El árbol más solicitado es la encina (60%), por delante del pino blanco (24%) y del alcornoque (16%), todos ellos variedades típicas de la cornisa mediterránea. Ante la buena acogida de la iniciativa, SFI prevé ampliar este servicio y ofrecer la posibilidad de plantar “árboles familiares”, de mayor tamaño, lo que permitirá enterrar hasta 5 urnas de la misma familia.

 

Serveis Funeraris Integrals es el grupo líder en la gestión de servicios funerarios, tanatorios y cementerios del área metropolitana de Barcelona. SFI nace de la unión de tres empresas familiares –Ventura, Fenés y Viñas- con más de 300 años de experiencia en el sector. Actualmente, SFI cuenta con un equipo humano de 190 profesionales y da cobertura a 60 poblaciones de Cataluña.