Soluciones a los problemas de los municipios

Para varios municipios, los cementerios son origen de problemas y de pérdidas para los ayuntamientos que los gestionan, superiores a los beneficios económicos y políticos de su explotación:
 
Déficit: una gestión de los ingresos deficiente junto con unos costes de mantenimiento elevados comporta a menudo que los cementerios tengan pérdidas en la explotación.
 
Falta de capacidad y de inversión: adicionalmente, los cementerios requieren inversiones importantes para mantener las instalaciones e incrementar su capacidad en función de las necesidades.
 
Problemas de personal: los ayuntamientos tienen que asegurar la gestión eficiente del personal de los cementerios, algo difícil en muchos casos cuando el centro es de pequeñas dimensiones.
 
Problemas de servicios: el ayuntamiento, como gestor del cementerio, tiene que asegurar el mejor servicio para los ciudadanos.
 
Problemas de gestión de residuos y medioambientales: otro punto cada día más importante es la gestión de residuos propios de los cementerios, difíciles y costosos de eliminar.
 
Se trata de varios obstáculos a superar que a menudo no resultan de importancia prioritaria para los ayuntamientos pero que, no obstante, tratándose de un servicio básico, requieren mucha dedicación.